sábado, 19 de abril de 2008

LA AUTOESTIMA

Qué es la Autoestima

Puede definirse la autoestima como el sentimiento de aceptación y aprecio hacia uno mismo, que va unido al sentimiento de competencia y valía personal. El concepto que tenemos de nosotros mismos no es algo heredado, sino aprendido de nuestro alrededor, mediante la valoración que hacemos de nuestro comportamiento y de la asimilación e interiorización de la opinión de los demás respecto a nosotros. La importancia de la autoestima radica en que nos impulsa a actuar, a seguir adelante y nos motiva para perseguir nuestros objetivos.

Las personas con alta autoestima se caracterizan por lo siguiente:

-

Superan sus problemas o dificultades personales.

-

Afianzan su personalidad.

-

Favorecen su creatividad.

-

Son más independientes.

-

Tienen más facilidad a la hora de tener relaciones interpersonales.

Cuando tienes una autoestima alta, te sientes bien contigo mismo; sientes que estás al mando de tu vida y eres flexible e ingenioso; disfrutas con los desafíos que la vida te presenta; siempre estás preparado para abordar la vida de frente; te sientes poderoso y creativo y sabes como " hacer que sucedan cosas " en tu vida.

Por el contrario, las personas con una baja autoestima:

-

Falta de credibilidad en sí mismo, inseguridad.

-

Atribuir a causas internas las dificultades, incrementando las justificaciones personales.

-

Desciende el rendimiento.

-

No se alcanzan las metas propuestas.

-

Falta de habilidades sociales adecuadas para resolver situaciones conflictivas (personas sumisas o muy agresivas).

-

No se realizan críticas constructivas y positivas.

-

Sentimiento de culpabilidad.

-

Incremento de los temores y del rechazo social, y, por lo tanto, inhibición para participar activamente en las situaciones.

¿CÓMO MEJORAR LA AUTOESTIMA?

Es necesario conocer cómo funcionamos, es decir, cuáles son nuestras fortalezas y aspectos positivos y cuáles son nuestras limitaciones. A partir de esta valoración, decidiremos qué aspectos deseamos mejorar y cuáles reforzaremos. El plan de acción para cambiar determinadas características debe ser realista y alcanzable en el tiempo (por ejemplo, la edad que tenemos es inamovible, la altura es otro factor poco variable a determinadas edades, etc.). Es decir, tenemos características que tendremos que aceptar y con las que convivir, intentando sacar partido y ver su aspecto positivo. Veamos quince claves para mejorar la autoestima:

1.

No idealizar a los demás.

2.

Evaluar las cualidades y defectos.

3.

Cambiar lo que no guste.

4.

Controlar los pensamientos.

5.

No buscar la aprobación de los demás.

6.

Tomar las riendas de la propia vida.

7.

Afrontar los problemas sin demora.

8.

Aprender de los errores.

9.

Practicar nuevos comportamientos.

10.

No exigirse demasiado.

11.

Darse permisos.

12.

Aceptar el propio cuerpo.

13.

Cuidar la salud.

14.

Disfrutar del presente.

15.

Ser independientes.